General

El máximo mando del Alarde es el General , que viste de rigurosa etiqueta con pantalón y frac negros, fajín encarnado con borlas doradas, guantes blancos, botas de montar negras con espolines y bicornio o sombrero de dos picos negros, además de portar un bastón de mando, al estilo de los antiguos alcaldes guipuzcoanos.

Hasta 1924 el cargo del actual General coincidía con el de alcalde, siguiendo el mandato foral que dictaba que las tropas responderían al mando de la primera autoridad municipal, siendo el alcalde el que presidía las revistas de armas. Así fue Lope de Irigoyen, alcalde de Irun, que participó en la batalla de la Peña de Aldabe, quién encabezó el primer “Alarde” que se realizó al siguiente año, 1523, en conmemoración de dicha batalla. A partir de 1924 la elección del General la realizaban los representantes del Ayuntamiento de Irun reunidos en sesión plenaria a propuesta del Primer Teniente de Alcalde de la ciudad.